Fernando BelasteguínEl jugador número 1 del ranking de pádel durante 16 años y embajador de CUPRA, se enfrenta a uno de los mayores retos de su carrera: golpear una diana de 70×50 cm desde una altura de 36 metros con un golpe preciso.

Seis de la tarde, Barcelona. Fernando Belasteguín, más conocido como "Bela", se prepara para uno de los golpes más difíciles de su carrera deportiva. Aunque es una leyenda del pádel y ha sido el jugador número 1 del mundo durante 16 años consecutivos, admite que no creía que este reto fuera posible. "Pero ahora no me iré de aquí hasta que pegue".

 

Fernando Belasteguín Padel

Fernando Belasteguín - Número 1 del ranking mundial de pádel

 

La tarea de Bela: 
Desde el octavo piso de un edificio del puerto de Barcelona, Bela va a golpear la pelota a través del techo solar abierto de 70×50 centímetros del CUPRA Ateca (Seat), aparcado 36 metros más abajo, con un golpe único. El biofísico Enric Álvarez, de la Universidad Politécnica de Cataluña, analiza los requisitos.

"El golpe debe ser ejecutado con gran precisión. Debe tener el ángulo y la velocidad adecuados. Este golpe es prácticamente imposible", dice el científico. Una complicación añadida: el lob se considera el mejor golpe de Bela, pero para esta tarea no le servirá.

"Creo que tendré que golpear la pelota como nunca lo he hecho antes", dice.

Cuando Bela sale a la terraza, siente el viento, otra dificultad. Cerca del mar y desde una altura tal, una ráfaga de viento podría poner en peligro incluso el tiro más preciso, tiene que elegir el momento adecuado.

 

Física y biomecánica bajo control: 
Bela retrocede unos pasos para poder hacer el swing sin obstáculos, lanza la pelota al aire, hace un swing y golpea. Con un ángulo de inclinación de 10 grados y una velocidad de 54 km/h, la bola cae en su objetivo.

Bela celebra el logro:
"¿Quién iba a pensar que, después de 30 años jugando al pádel, tendría que probar un nuevo swing para afrontar el reto de CUPRA?"

"Lo que consiguió fue sorprendente, teniendo en cuenta todas las dificultades que conlleva: se necesita un excelente control biomecánico", resume Álvarez.

El duelo entre Bela y CUPRA aún no ha terminado:
"Espero que la CUPRA me presente pronto un nuevo reto. Sea lo que sea, intentaré hacerlo de nuevo".

 

Fernando Belasteguín Padel

Fernando Belasteguín en Barcelona jugando al pádel con Cupra

Más artículos de prensa Más artículos de prensa

No se han encontrado contenidos